Sorprender, fue la clave para que esta acción de Marketing Directo para Securitas fuese todo un éxito. A través del envío de un gadget singular a empresarios seleccionados, un rasacador-masajeador, despertamos el interés por la seguridad de sus negocios de una manera creativa, efectiva e impactante.