EL ACEITE DEL ABUELO

Una pequeña almazara, propiedad de uno de nuestros grandes clientes, quería lanzar al mercado un exquisito aceite de oliva virgen extra hecho de forma tradicional y hacerlo en memoria de su fundador, el abuelo de la familia que combatió en el bando republicano durante la guerra civil española.

El diseño del packaging parte de la fotografía real de una miliciana facilitada por el cliente, a la que quitamos los correajes y el fusil y situamos sobre un campo de olivos para no ahondar en heridas de la memoria. La composición final, en rojo y negro, con una tipografía que simula una pintada reivindicativa, imprime el carácter de “resistencia” que queríamos transmitir.

Tanto la etiqueta frontal como la contraetiqueta, con una pequeña reseña histórica, se troquelaron de forma asimétrica para acentuar el efecto de protesta contra la ortodoxia del poder establecido.