…De dónde venimos

Esta semana descubrí la campaña de zapatillas JOMA, con motivo del relanzamiento de su modelo 367 original de los años 80. Podría simplemente haberme sorprendido, emocionado o divertido como muchas de la buenas campañas que se hacen en este país pero no, JOMA ha conseguido esta semana que me pare en seco y recuerde más que nuca de dónde venimos.

En un mundo en el que todo es para ayer, en el que a menudo las prisas y las fechas de entrega te sacan de la senda que te habías marcado…ahí, en medio de todo eso, va JOMA y me coloca directa donde hacía tiempo quería estar. Puede parecer una exageración, llevo 20 años ejerciendo de publicista y es más que probable que todo el proceso ya lo hubiese madurado a lo largo de todos estos y en este último, especialmente, en nuestro 40 cumpleaños. Hemos hablado y discutido sobre “Lo que nos hace diferentes” ,”Cómo mostrarnos” el repensar “Cómo contarlo” desechando el argumento de los años como tal y aterrizando en ese claim “Desde 1975, creamos,creemos” que se ha ido transformado en “Creando como siempre, creyendo como nunca” y aquí esta la clave, en ese CREER y os cuento porqué…

Imaginad, año 75, mi padre con mucha ilusión monta Plataforma, por aquellos entonces yo tenía dos años y mi hermana Amelia acababa de nacer, lo hace en unas instalaciones mucho mas modestas de las que tenemos ahora que después trasladaría a unas más modernas y así sucesivamente creciendo hasta llegar a la sede de hoy, Me paro por los 80, dónde se desarrolla la campaña de JOMA, echo la vista atrás y veo la agencia como era antes, con ojos de niña de 10, 11, 12…años.
Recuerdo la emoción de entrar en el estudio cuando todos los “dibujantes” se habían ya marchado para poder “trastear” entre sus cosas y me vienen olores de aquellos marcadores al agua, de los letreros de aquella habitación a oscuras en la que si entrabas por equivocación cuando la luz estaba en rojo se producía un drama nacional, recuerdo a mi padre diciéndonos a mi hermana y a mi que tuviésemos cuidado con los cuters y con las puntas de los rotuladores que costaban una pasta y que aquello “no era para jugar” y aún así la tentación era tan grande que acabábamos dibujando, eso si, muy flojito, para que nadie se diese cuenta.

CREER en nuestro trabajo, en un sector en el que los procesos se han modernizado hacia direcciones jamás imaginadas, viniendo de donde venimos en tan solo una generación, es CREER en algo más.

Cualquier persona hoy tiene en su mano las herramientas para montarse “su propio anuncio”, hacerse “un logo” o incluso su propia “Página web”. Pueden gestionar las redes sociales desde el móvil y hacer unas fotos 360º y unos videos de calidad “chulísimos”…todo esto también ha facilitado que broten estudios de diseño o mini agencias por todos lados.

Hoy siento, más que nunca, que estamos rodeados de mensajes vacíos de contenido. JOMA me ha tocado bien dentro porque ha ido a la ESENCIA a lo importante de verdad, no se ha quedado en relanzar unas zapatillas aprovechando esta fiebre irracional por lo “vintage”, no se han quedado en la fachada, en la estética, han querido que sus zapatillas de los 80 se vendieran como se habría hecho entonces. Han tenido la santa paciencia de pararse y buscar cada elemento hasta que el puzzle encajara. Una campaña con ALMA que nos recuerda a los publicistas de verdad de dónde venimos, en qué CREEMOS y que nuestro valor principal esta en aportar VALOR.

En Plataforma creamos cada día creyendo en nuestros procesos en nuestros pasos en nuestra particular forma de hacer, estamos llenos de esencia, como los posos de una buena cafetera que según pasa el tiempo hace mejor café.

CREEMOS firmemente en lo que hacemos, en cómo lo hacemos y en sus resultados, porque en Plataforma aportamos VALOR.

Belén Martínez
Directora Comercial Plataforma Publicidad